Torta de banana y nueces ... de la naturaleza y para (re)comenzar

/ 12/5/13

Post de (re)iniciación ...

El blog tiene ya su tiempo: andando y andando ha pasado más de un año desde que se gestó la primera idea, empecé a escribir y finalmente me animé a apretar el botón mágico por el que Álamos ventosos quedaría "colgado" en la web. Ana y blanca, de Juego de sabores,  celebran por estos días también un año de su blog y se refieren a esta experiencia con una analogía muy ilustrativa: tirarse al agua y comenzar a nadar. La imagen me resultó curiosa y original a la vez, porque no lo había pensado así, aunque lo es, ciertamente. 

Le decía a mi esposo que creo haber encontrado en el blog un medio de expresión, un canal para hacer oír mi voz aunque sea en el silencio de mis propias palabras. Hay algo de sanador en esto de escribir.  Además, este mayo 2013 inaugura una nueva etapa en nuestra vida familiar y quiero celebrar ambos acontecimientos con lo primero que hicimos: volver a Panaholma.

A veces llevamos años en un lugar sin saber que pertenecemos a él. Panaholma es como una suerte de remanso en la vorágine diaria y tener la posibilidad de regresar a la tranquilidad de sus noches y lo apacible de sus días es siempre un privilegio. Me asombra ver cómo cambia el paisaje estación a estación, mes a mes. Con los primeros fríos (pese a que este otoño discurre más cálido de lo habitual), sobre la ruta, ya se vuelve a ver el ganado pastando, los rollos de alfalfa. ¡Qué bueno que aún queden vacas criadas a campo! No puedo evitar esta expresión cuando los feet lot avanzan a pasos agigantados y nos van privando de esta postal exquisita de mansedumbre y extensión.



Cuando pienso en este asunto de las vacas se me vienen varios libros a la memoria: desde el Facundo de Sarmiento, cuando intenta explicar algunas cuestiones de la sociología argentina a través de esa extensión abrumadora que es la pampa, el llano, hasta una thiller del cordobés Sergio Aguirre:  La venganza de la vaca. Este segundo libro fue la lectura que compartimos con mis hermanas y mi papá hace dos veranos y no dejó indiferente a nadie. Creo que las vacas son parte de nuestra idiosincrasia, lo agropecuario nos define y es una pena que en lugar de crecer como país a partir de esa nota distintiva sigamos preguntándonos en qué podemos ser buenos...

Un último dato (dato del que tomé conocimiento ayer en la clase de Latín)... ¿nunca se preguntaron porqué agropecuario hace referencia al desarrollo de la agricultura y el ganado -vacuno especialmente- siendo que no había nada parecido a ganado, vaca y afines en la composición de la palabra? Bueno, yo sí me lo había preguntado y ayer a través de un texto del exquisito Salustio llegó la respuesta:

pecus-oris es ganado en latín (de hecho, los romanos medían su riqueza en torno a la disponibilidad de ganado y en el latín dinero es pecunia-ae, de ahí pecunia como moneda o dinero, en español). El español solo ha conservado la raíz pec con idea de ganado en agropecuario, que refiere al trabajo de la tierra (agro) y el ganado (pecu). 

Para celebrar, entonces, nada mejor que una sencilla torta, con ingredientes naturales que nos retrotraen a nuestra conexión con la tierra y que disfrutamos en la soleada tarde otoñal de Panaholma: una torta o bizcocho de banana y nueces. Tomé la receta del libro Las recetas de Sabor a mí, de Maru Botana, es la "Torta ecuatoriana de bananas". Varias veces -y siempre con éxito- la he preparado tal cual. Esta vez apliqué algunos cambios con igual éxito en el resultado final. Por tanto, donde hice cambios encontrarán entre paréntesis el original de la receta.


Torta de banana y nueces

Ingredientes (para un molde redondo de 24 cm de diámetro)

100 cc de aceite de canola (125g de manteca/mantequilla) -aceite de girasol puede ir igual de bien-
150 g de azúcar orgánica (azúcar común)
3 huevos chicos (2 huevos normales)
esencia de vainilla
200g de harina 0000 -harina de repostería-
3 cucharaditas de polvo para hornear -polvo Royal-
50g de nueces ligeramente trozadas
1/2 taza de leche -entera o descremada, al gusto-
1 banana grande y madura (2 bananas chicas) -plátanos maduros también servirían-
1/2 manzana roja rallada grueso (que no lleva en el original)

Preparación

Mezclar el azúcar con el aceite hasta que notemos que se comienzan a disolver los cristales (si se usara manteca, habría que batir hasta cremar). Añadir los huevos de a uno integrando bien antes de agregar el otro, perfumar con la esencia. Tamizar los ingredientes secos (harina y polvo para hornear) y mezclar con las nueces ligeramente trozadas.  Añadimos de a poco al batido de azúcar/aceite/huevos/esencia alternando con la leche. Por último incorporamos el puré de frutas: la banana pisada y la manzana rallada.
Enmantecar y enharinar un molde de 24 cm. Volcar la preparación y llevar a horno precalentado. Cocinar por unos 30 minutos en horno moderado. Probar con un pinche o cuchillo que que la cocción esté completa. Retirar y enfriar.

Por último, deseo invitarlos a participar en el 2° reto BBSS (Recetas Buenas, Baratas, Sanas y Sabrosas) que la entrañable Marisa de Thermofan nos propone. La idea es armar un recetario de preparaciones dulces o saladas, entrante o plato principal con que podamos alimentar a nuestros niños sanamente. Hay tiempo hasta el 15 de mayo para participar y realmente vale la pena hacerlo. Los invito a leer acerca de la convocatoria y las pautas para sumarse a esta buena causa. ¡Mi receta BBSS, en un par de días! 


20 comentarios

  1. `...es una pena que en lugar de crecer como país a partir de esa nota distintiva sigamos preguntándonos en qué podemos ser buenos...´ Esta frase me mató. Tal cual.
    El pan o torta de banana siempre me resulta recomfortante. Me encanta el agregado de manzana Silvia! Buen domingo para vos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! ... por todo, Paula.
      Te cuento que estoy inmersa en tu torta de chocolate y papa (!!). Después te cuento cómo me fue. Qué disfrutes del domingo vos también.

      Eliminar
  2. Silvia:

    Se ve muy rica esta torta de banana. La idea de agregarle manzana me parece fabulosa.

    Te felicito por tu primer aniversario del blog.

    Que tengas un feliz día.

    Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cecilia, por tus cariñosas palabras. A vos te saludo, especialmente, en este día de las madres.

      Eliminar
  3. Hola Silvia, la verdad es que coincido contigo, el blog es un medio de expresión aunque sea para uno mismo y el tiempo pasa raudo y veloz. Me encanta esta torta deliciosa que has preparado, tan sana y casera.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Mari, lo que decís acerca del tiempo, casi imperceptible discurre minuto a minuto y uno aquí.. esperando.
      La torta es eso que decís: sana y casera, no hay mejor descripción de ella.
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Ya un aniversario?, tienes razón, si parece que fué ayer cuando empezaste.
    Quería decirte que casi nunca sé donde se puede comentar, ahora porque otras personas lo han hecho pude hacerlo yo también, pero nunca encuentro el sitio!.
    Bueno, un bizcocho delicioso y de todo mi estilo.
    Felicidades y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Kako!
      Qué gusto tenerte por acá. He estado todo el día pensando/saboreando en tu preciosa torta de frutillas para tu mamá ... ja-ja!
      Gracias por tu observación a cerca de los comentarios, tristemente no sos la primera y de hecho yo misma creo que mi blog requiere de una mano experta que le dé un aspecto más acorde a mi propia estética a la vez que más funcional. reo que esta semana me habré de ocupar de ello.
      Gracias por tu saludos.

      Eliminar
  5. Enhorabuena por este año, seguro que serán más compartiendo recetas y momentos.
    Qué paz poder disfrutar de esos inmensos paisajes en plena naturaleza.
    El bizcocho tiene que estar muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus cariñosas palabras, Ana.
      El paisaje es la inmensidad misma. Dios quiera que los hombres entendamos eso para que sepamos preservar el mundo que tenemos para las generaciones futuras.
      ¡Cariños!

      Eliminar
  6. Feliz aniversario, Silvia. Poco a poco, el tiempo va pasando y vamos reflejando en el blog trocitos de nuestra vida. ¡Qué bonitos paisajes para disfrutar! ¿Y cuánto nos cuesta valorar la importancia de respetarlos! Nunca he probado esta receta y tiene un aspecto fantástico, así que no tardaré en probarla. Qué tengas una buena semana. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa. Es tal cual lo decís... el blog casi sin darnos cuenta es como una especie de diario mural por el que se cuela la vida de todos los días.
      Me encantaría que probés la torta y (¡por supuesto!) me des tu opinión.
      Con inmenso afecto.

      Eliminar
  7. Hola Silvia! Feliz aniversario!!!! Te volvite a vivir a Panaholma o solo de vacaciones? Me encanta el lugar, la tranquilidad... El perfume de esa torta mmmmm... se siente de acá!
    Quiero decirte dos cosas: Me alegra poder escribir un comentario en tu blog, ya que en la última receta no encontré el casillero :(
    y segundo, deberías, seriamente, dedicarte a escribir. Te sale muuyyyyyy bien!! :)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Moni.
      ¡¡Qué puedo decir ante palabras tan generosas y llenas de afecto!! Gracias pr tomarte el tiempo para comentar y gracias por tu generosidad para con mi modesto quehacer.
      Aún no nos hemos ido a vivir a Panaholma (digo esto porque albergo la ilusión de hacerlo aunque mi esposo no está muy convencido de mi proyecto ! ja-ja!!). Estuvimos solo por el domingo y a pesar de que es un viaje un poco cansador (6 hs entre ida y vuelta), bien vale la pena.
      La torta siempre resulta. Nos encanta y sobre todo me gusta que mis hijos coman estas confituras un poco más saludables que las de la panadería. ¿No te parece que todo tiene el mismo gusto?
      ¡Se me acaba de ocurrir algo ... te escribo en un par de días a ver qué te parece!
      En cuanto a los comentarios, varios han hecho ya la misma observación. Mi blog necesita un rediseño urgente.
      Besos a vos también. ¡Buena semana!

      Eliminar
    2. Woooooww! Acá hubo cambios sustanciales!! jaja
      Espero que me escribas!! Estoy a mil con mis cosas, por eso te escribo poquito, pero espero ansiosa que me escribas..
      Besos!!!!!

      Eliminar
  8. Parabéns Silvia, 1 ano é apenas o começo da sua trajetória e que começa tão bem. Concordo que escreve muito bem e deveria aproveitar do seu talento para outros projetos.

    Estas fotos são de Panaholma, o lugar onde irá morar? Lindas fotos, meu esposo iria adorar viver num lugar assim.

    beijos!

    ResponderEliminar
  9. QUERIDA SILVIA... como me alegra saber que has redescubierto un lugar que te puede aportar más paz si cabe en ese espiritu tuyo que es tan hermoso.
    Tambien me alegra saber que este blog lleno de buena voluntad, te lleva a un vaciado benéfico que nutre a los demás en cuerpo y alma.
    AMIGA MIL GRACIAS POR LOS DETALLES QUE SIEMPRE HAS TENIDO CONMIGO, ya ves que yo no cumplo de igual manera, pero estar a caballo entre dos casas y llevar el blog adelante, me cuesta bastante esfuerzo y además siendo sincer quizás escribo a personas que me parece que lo necesitan más.
    UN ABRAZO GRANDE y hasta pronto!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Silvia, que lindo tu blog!, que recorrido divino de sensaciones y rico olorcito. Viajé directo a la cocina de mi mamá y a su viejo recetario de cocinas. Que lindo!. Te mando un beso grande. Ya me anoté la receta de la torta de banana. que perdicion!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Guada, por tus amables palabras.
      La torta de bananas no tiene desperdicio y admite un sin fin de variantes. Si tenés ocasión de prepararla, me encantaría que luego me cuentes cómo te fue.
      Saludos !

      Eliminar
  11. Deliciosa torta...Me ha encantado.Gracias por compartir la receta!

    ResponderEliminar

© Álamos Ventosos. Design:Maira Gall.