24 de dic. de 2014

Fideos con brócoli ... ¡Gracias!

Almuerzo de Navidad
Celebrar la vida. Honrar la vida. Agradecer la vida y a la vida. Cada fin de año nos sumergimos, de manera inevitable, en un mar de reflexiones y cierres, pero creo que ante todo no debemos perder el sentido de la gratitud. Y pnsando en estas cuestiones acerca del significado más íntimo de la palabra gracias, y luego la gratitud como valor, llegué al pensamiento de Santo Tomás de Aquino.

Considerado uno de los Padres de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino entendía que el agredecimiento obraba en tres planos: "La gratitud se compone de diversos grados. El primero encuentra su fundamento en el "reconocimiento" (ut reconognoscat) del beneficio recibido. El segundo consiste en alabar y dar gracias (ut gratias agat); y por último, el tercero, estriba en el acto de "retribuir el bien recibido de acuerdo a la posibilidad del beneficiado y según las circunstancias más oportunas de tiempo y lugar".

Es decir, la gratitud se hace manifiesta de tres maneras distintas:
  1. Nos reconocemos como beneficiarios de un hecho bondadoso. Me siento agradecido.
  2. Alabamos y agradecemos especialmente a quien obra con bondad. Te doy las gracias.
  3. Devolvemos la bondad recibida. Es mi forma de agradecerte.
Lo maravilloso de esto es que las distintas lenguas agradeceden enfatizando alguno de esos aspectos sobre los otros.

El alemán y el inglés son ejemplos de la primera forma de agradecer. Vernos en la posición de haber recibido una gracia y agradecer (pensar) en función de ella, reconocer en el otro la grandeza de espíritu, tal ue es nuestros benefactor. De hecho, en inglés to thank es agradecer y to think, pensar. En alemán, danken (para dar las gracias) y denken (para pensar).

El segundo nivel, ensalza al benefactor y también al beneficio recibido. La expresión árabe shukran, shukran jazylan, al igual que el gratias ego del latín, del que devienen el italiano grazie y el español gracias. Y es que la palabra gracias implica un significado complejo en sí mismo: entrar en el amor de alguien (amor por el que, en definitiva, nos otorga un beneficio), don (regalo), retribución del beneficiado hacia su benefactor.
Almuerzo de Navidad

Pero es el portugués la lengua que alcanza el tercer grado de la gratitud  de Aquino: devolver la bondad recibida, acto que incluye los dos grados anteriores. El portugués dice obrigado, se construye el agradecimiento a partir del vínculo enl beneficiario con el benefactor, a la obligación, al deber implícito de retribuir la gracia recibida. La gracias, que ya dijimos, es don, es amor, es retribución.

Y yo quiero dar las gracias a todos quienes pasaron por acá, a quienes dejaron comentarios, a quienes se tomaron el trabajo de comentar dos veces porque por alguna razón el primer comentario no llegó; a quienes me mandaron mails preguntándome si estaba todo en orden, a quienes les llamó la atención mi ausencia del blog; a quienes me enviaron mensajes por FB cuando creyeron que era necesario; a quienes me invitaron a certámenes, retos y eventos bloggers a los que no pude sumarme, participar, honrar. A quienes pasan y no comentan por la causa que sea, pero si es porque de alguna manera los he ofendido, por favor, acepten mis disculpas. No hay intención ofensiva en este blog. Especialmente, a las amistades entrañables que el blog me ha permitido tejer.

A mi amiga del alma -¡qué ojalá lea esto!- que vive a tantos miles de km pero a la que siento tan cerca y en la que no puedo pensar sin que se me nuble la mirada. A mi amiga de los campamentos -¡qué casi alcanza su propio desafío blogger!- y con la que nos une una vida de 25 años. A mi amiga de BA, que a veces toma alas y me lleva con ella, en sus corazón, en cada una de sus aventuras. A la única persona de la escuela que sabe de mi blog, que ojalá le guste porque es mi manera de retribuirle su amistad íntegra, sincera y llena de afecto. A los amigos con que la vida nos cruzó y luego nos distanció por proyectos distintos, pero el afectos, los recuerdos y la amistad siguen allí, imperecederos al paso del tiempo.

A mi familia. A mis papás que no entienden que esto del blog, pero que desde siempre se sorprendieron por las cartas que llenaban el buzón. A mis hermanas que se ríen pero que celebran siempre, siempre la vida, los logros. los tropiezos que nos hacen mejores personas.

Y gracias, especialmente, a mi esposo y a mis hijos. Ellos son los que saben de las corridas, las urgencias de las fotos, los nervios porque las recetas salgan como deben salir. Con ellos los temas que se cuelan en este blog cobran forma de conversación para luego fundirse en letra impresa (o casi, letra virtual, sería). Ojalá les quede el recuerdo de una mesa pródiga en palabras, reflexiones, debates. Qué sepan hacer oír su voz para reclamar un mundo más justo, para todos. Qué den voz a los desposeídos, qué hagan propio el reclamo de los suburbios de la sociedad.

Quiero decirles, hijitos míos, que son el mayor regalo de mi vida. Tan agradecida por que sean mis hijos. Gracias por todo lo que me dan. Gracias por permitirme ser su mamá. Gracias por dejarme formar parte de sus vida, por no amedrantarse ante mis exigencias, por saber decir que sí y que no cuando así corresponde hacerlo. Gracias por dejarme llegar a ustedes con el anhelo de que se realicen en la mayor plenitud que sea posible para cada uno de ustedes.

Y es Navidad. Mi manera de agradecer no podía ser otra que a través de la mesa, con una receta sencilla pero llena de sentimiento. Suelo hacerla especialmente para el almuerzo de Navidad y llegó la hora de que forme parte de este blog. Es una receta sencilla, pero de tanto repetirla los 25 está ligada a mis recuerdos más queridos. Recuerdos que celebran la vida, la paz, la concordia.
Almuerzo de Navidad

Fideos con brócoli

Ingredientes (en tazas de té)

Flores de brócoli, 6 tazas (aprox. 300g)
Fideos moños/pasta corta seca, 4 tazas (aprox. 250g)
Cebolla, 1 (aprox., 100g)
Dientes de ajo, 2
Queso goya/reggianito/parmesano/sardo estaciondo, 1 taza (aprox. 100g)
Sal y pimienta, en cantidad necesaria
Aceite de oliva, 2 cucharadas

Preparación

Blanquear las flores de brócoli (llevar agua a ebullición, sumergir las flores de brócoli por 10/12 minutos, que estén blandas pero sin que se desarmen). Escurrir las flores de brócoi y reservar el agua.
Cocinar los fideos/pasta en el agua que reservamos del brócoli, según las indicaciones del fabricante. Añadir agua si fuese necesario, sal y aceite. Escurrir y reservar.
Cortar la cebolla en pluma y filetear los dientes de ajo. Reservar.
Rallar el queso bien finito. Separar 1/4 de taza. Reservar.
En una sartén o wok amplio calentar las 2 cucharadas de aceite de oliva. Agregar la cebolla cortada en pluma y uno o dos minutos después el ajo fileteado. Salar ligeramente.
Una vez que la cebolla transparentó (¡siempre cuidando que el ajo no se vaya a quemar!) agregar las flores de brócoli. Integrar sabores por 2/3 minutos. Añadir los fideos/pasta. Salpimentar. Integrar. Apagar el fuego y agregar el queso rallado.
Disponer en una fuente y espolvorear nuevamente con queso rallado (el 1/4 de taza que separamos inicialmente).
Almuerzo de Navidad

Carpintería José

Faltan muy poquitas horas para la Nochebuena, en Argentina. Hoy nos dejó, físicamente, un poeta cordobés exquisito. La canción que sigue la compuso para la voz de Jairo. Es mi tributo a Daniel Salzano en la memoria y para ustedes, mi regalo de Navidad. 

30 de set. de 2014

Mis hamburguesas .... ¿vos sos el nieto de Sonia Torres?

hamburguesas caseras de carne
Berlín. Alemania. ≈1945. Käte, la protagonista femenina de la novela El otro lado del amor, de Jacqueline Briskin, entrega su hijo a la Lebensborn en su instinto de supervivencia más básico: los nazis no saben que ese niño es en realidad hijo de un judío norteamericano. Luego, cuando acabara la guerra, habría de emprender la tarea titánica de recuperarlo, pero debió buscar un niño rubio, de ojos azules en los países de Europa del norte, donde todos los niños eran rubios y de ojos azules. Ambientada en la 2° Guerra Mundial esta novela da a conocer un plan siniestro que incluyó el rapto de 50.000 a 200.000 niños polacos y que aspiraba a expandir e imponer la raza aria, convertir a los alemanes en germanos nórdicos. Muchos de ellos han vivido bajo el estigma de los niños SS y otros muchos nunca pudieron reconstruir su genuina historia. 

Córdoba. Argentina. 2014. Ubicado en el pasaje Santa Catalina, entre el Cabildo histórico y la Catedral de la ciudad de Córdoba -en pleno centro (sic)- se encuentra el Archivo Provincial de la Memoria, allí mismo donde funcionó uno de los Centro Clandestinos de Detención (el D2) de la Dictadura militar 1976-1983. No olvidar para crecer. Aprender del pasado, comprender el presente, vislumbrar el futuro. Hay una sala que se conoce como "La salita de las embarazadas"; hay 500 lámparas, de ellas 115 están encendidas .... el resto espera por ese nieto que debe volver a los brazos de su abuela.

10 de ago. de 2014

Mermelada de naranjas ... o una visita al Jardín de las Hespérides

Han crecido naranjas en el patio ... desde el cielo .... un verde de hojas con estrellas naranjas recortadas se descuelga por la tapia y deja entrever el perfume de azahares, primero, y lo suculento de la fruta, después. Y a medida que la fruta crecía, las preguntas lo invadían todo. A veces sucede que el invierno del exterior nos encierra en nosotros mismos y se convierte en el mejor aliado al momento de hacer ese camino de introspección que tarde o temprano todos debemos desandar.
En la mitología griega, las Hespérides o "hijas del Occidente" (por su etimología; también las "Vespertinas"), eran tres de las mejores ninfas: Hespera (o Hesperia), Egle (o Aegle) y Eritis. Vivían en un huerto ubicado hacia el occidente, cercano a los montes Atlas, en el límite entre Europa y África. El huerto había sido regalo de bodas de Gea (la Tierra) a Hera (esposa de Zeus) y en el centro se ubicaba el árbol con el fruto de la inmortalidad. Llamadas también "Hijas de la Noche", las Hespérides cantaban muy dulcemente. Plinio el viejo (23-79, Italia) ya hace mención a las islas de las Hespérides y, luego, la arqueología moderna(1) las ubica en Las Canarias, Madeiras y Azores.

18 de may. de 2014

Classic tomato spaghetti ... #FRD2014

Puede ser classic tomato spaghetti o bien spaghetti alla pomarola o sencillamente unos tallarines con salsa de tomate y albahaca, ricos, muy ricos y se ajustan a la premisa del Food Revolution Day 2014 (#FRD2014): honrar las comidas sencillas y en familia.
El año pasado me sumé con unos scones clásicos que hice en Panaholma y este año opté por esta receta del propio Jamie Oliver, el classic tomato spaghetti, porque me encantó apenas la vi, pero además porque si nos preguntan a mi esposo y a mí cuál es nuestra comida favorita, ambos respondemos "¡tallarines con salsa!" al unísono y casi sin pensarlo, después mi esposo va por la pizza y yo por la lasagna. Y si bien eso es otra historia, decididamente hoy tenía que ser esta receta.
La urgencia de Jamie es promover cambios en educación de la alimentación mundial: niños que saben lo que comen y disfrutan de la mesas, serán adultos más felices y comprometidos.

Este año, además,  el #FRD coincidió con el 10° aniversario de la muerte del Chef Gato Dumas. El Gato supo ser un personaje entrañable, cascarrabias como ninguno, genial, con una visión de la vida y la mesa desbordante y quizá también desopilante, generoso, extrovertido, malhumorado y cariñoso a la vez. Magnífico.
 
Pin It button on image hover