Choripán ... comida callejera con tonada cordobesa

/ 24/7/13


A través de varios blogs que sigo a diario supe de la convocatoria de Juana: un juego de comida callejera que, para rendir tributo al blog desde el que surgió, ha sumado las más variopintas opciones de tentempiés para entrehoras que estén dispuestos a ser tomados con las manos, de paso y hasta, quizá, en una reunión informal con amigos.

Una vez que me decidí y visité el blog de Juana quedé maravillada y absolutamente tentada de sumarme a la iniciativa. Si bien hay un premio (¡qué me encantaría ganar, of course!), creo que la posibilidad de dar a conocer un poquito del día a día de mi ciudad, a la vez que conocer recetas maravillosas por sus colores, sabores,aromas e historias ya constituye un premio en sí mismo.

Para más, hacía tiempo que pensaba en una entrada acerca del choripán. No es más que un sándwich de chorizo pero es todo un clásico de mi ciudad y de mi provincia. A decir verdad, el choripán se come en todo el país. Este delicioso sándwich se prepara para eventos familiares como cumpleaños o para juntarse con amigos. Pero lo característico son los puestos callejeros de venta de choripán. Es comida al paso por naturaleza, hasta en horarios insólitos, como de madrugada cuando los noctámbulos regresan a sus hogares luego de una noche de fiestas, boliches, recitales.

Hoy por hoy la actividad está regulada sanitariamente, así que se los vende en carritos especialmente acondicionados en cuanto a las necesidades de parrilla y demás implementos. Eso sí: el auténtico choripán cordobés lleva el chorizo cocido a las brazas.

Y es tan importante el choripán que el diario de mayor tirada de la provincia (y uno de los más importantes por antigüedad y tirada en el interior del país), La voz del interior, convocó a un recorrido por los carritos choripaneros más emblemáticos de la ciudad para llegar a El mejor choripán del 2012.

Personalmente, en casa preferimos el choripán con chorizo de puro cerdo y pan negro antes que blanco. No puede ser pan lactal. Tradicionalmente, el choripán va con pan francés, pero últimamente la cuestión del pan va también sujeta a gustos personales. En general se debe buscar un pan sabroso, de buena corteza y miga esponjosa ...  Además del chorizo hay multitud de opciones para completar el relleno: desde antipastos como caponata, berenjenas a la vinagreta, aceitunas hasta el clásico lechuga y tomate. Lo mismo pasa con las salsas: desde mayonesa y chimichurri hasta mostazas, ajo blanco y lo que dicte el paladar.


Disfrutamos de estos choripanes en la tranquilidad de la serranía cordobesa. El sitio ideal para entregarnos a la magia del asado que, como siempre, preparó mi esposo a pura braza y con mucho gusto.

Les dejo, entonces, mi receta de este sándwich de chorizo mejor conocido como choripán. Van las indicaciones del asador, pero preparados en el horno de la cocina o en una plancha tipo grill quedan exactamente igual de deliciosos. 


Choripán

Ingredientes

Chorizo 100% cerdo, 1 por comensal
Lechuga mantecosa, 2 hojas por comensal
Tomate en rodajas, al gusto
Mayonesa y mostaza, al gusto
Pan negro en bollito, 1 por comensal

Procedimento

Preparar las brazas a partir de leña. Limpiar la parrilla y controlar la temperatura y cantidad de las brazas. Pinchar los chorizos ligeramente por ambos lados con un tenedor o un palillo de brochette. Llevar a la parrilla y cocer a las brazas. A mitad de la cocción, girar los chorizos.

En una fuente disponer la lechuga en hojas y las rodajas de tomates. Disponer en la mesa las salsas seleccionadas.  

Llevar los chorizos bien calientes a la mesa. Partir a la mitad a lo largo y sin separarlos por completo (chorizo en mariposa). Abrir el pan a la mitad. Untar los panes con las salsas seleccionadas, sobre una de las tapas de pan armar un colchón de lechuga y tomate sobre el que, por último, se dispone el chorizo. Cerrar el sándwich con la tapa restante.



















¡¡Gracias, Juana querida, por tan fantástica iniciativa!!


23 comentarios

  1. Gracias preciosa!!!! sabes que para mi el choripan es algo que adoro no solo por su maravilloso sabor???..para mi el choripan es el recuerdo de una maravillosa amiga que marchó hace unos años de vuelta a la Argentina, la que me lo hizo probar, la que compartió más de una noche de verano con ellos en la mano y que además es de Córdoba :)..tu entrada es excelente, nos explicas muy bien que hay alrededor de ese deliciosos bocadillo a la vez que das ganas de comerlo ;)...gracias mil Silvia!!!
    me emocionaste mucho...ahora mismo te comparto en mis redes!!!!
    a por ese premio linda!!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Juana: con cuánto sorpresa recibo tus palabras. No pensé que este sándwich tan mediterráneo pudiese andar haciendo de las suyas por España.
      Gracias por recibirme de una manera tan cálida, afectuosa. Me alegra haber llegado -sin saberlo- de este modo tan especial a tu corazón. Cariños.

      Eliminar
  2. También yo conozco el choripán por un argentino... genial!!! Fue el menú de su boda, que no fue nada convencional!!!!
    Desde entonces muchas de las reuniones familiares llevan además de un asado un choripán de aperitivo.
    Me gusta mucho, y uno de los trucos es encontrar unos buenos chorizos argentinos.
    Preciosa entrada!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Abril!
      Gracias por dejarme tus bonitas palabras. Imagino ese casamiento con comida típica argentina ... !
      Saludos.

      Eliminar
  3. Jaaa!!! Choripán!! qué entrada más original!!! No es la comida que más me gusta, pero admito que es un clásico cordobés como el ferné con coca (al que, cada tanto, le hago honor ;) )... unos genios los cordobeses. Muy buena tu entrada. Besoooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Moni !
      Me identifico con todas tus expresiones desde el ¡¡¿¿choripán en el blog??!! hasta que ciertamente no es una de mis comidas favoritas. O quizá no lo fue hasta hace un tiempo porque a mis hijos les encanta (igual que al padre!) y ha sido difícil escapar a ellos. Con un buen chorizo y el pan negro, mucha lechuga y tomate .... hum ... no es mi comida favorita pero va muy bien, ja-ja!!
      El cariño de siempre, querida coterránea.

      Eliminar
  4. ¡Fantástica entrada! Un relato maravilloso como siempre y lo que más me gusta es el nombre de este bocadillo que describe con tanta sonoridad lo que nos vamos a comer. Aprovechando el verano en España y las comidas al aire libre me preparé un choripán evocando sabores cordobeses.
    Es una pena que no conocía esta iniciativa de comida callejera en la que me hubiese encantado participar, pero gracias a tu entrada voy a leer otras aportaciones.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una palabra muy sonora, claro que sí, Rosa. Te cuento algo ... no me gustan mucho las palabras con ch, salvo chocolate ... el resto me parecen, no sé, como algo burdas ... manías de uno.. qué se le va a hacer... con los años he ido aplacando esto, pero durante MUCHO tiempo me negaba insistentemente a pronunciarlas y no entendía cómo una palabra tan linda como chocolate podía tener ch !! ja-ja!! Acabás de confirmar mi locura, lo sé.
      Me alegrará saber que preparás choripán y ni qué hablar de luego me des tus impresiones.
      Saludos afectuosos !

      Eliminar
  5. Se ve muy apetitoso,había oído hablar de este bocata, pero no lo he hecho.
    Suerte en el concurso!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bocata ... buena manera de describir este sándwich tan tradicional !
      Cariños, Ana.

      Eliminar
  6. Si habré comido choripanes `de parada´ en carritos de la costanera Silvia! Que ricos que son, me sigue sorprendiendo que sea sólo pan y chorizo (aunque un poco de chimi no viene mal!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegó la hora de la verdad, Pau: NUNCA comí choripán, ni en la Costanera ni en ningún lado ... !! Ja-ja!! Mi vida social es cero y la noctámbula no existió nunca.
      Con los años se van descubriendo las cosas cotidianas con otro matiz y así fue como llegué a esta entrada. Pero, haciendo un mea culpa, debo decir que por mucho tiempo no entendí cómo era que mis hermanas salían de bailar a latas horas de la madrugada y antes de volver iban a comer choripán.
      No me había dad cuenta de esto hasta tu evocación del "de parada"! Ja-ja!
      Cariños y buen fin de semana.

      Eliminar
  7. Qué sería de una madrugada luego de bailar, de una ida a la cancha o a un recital sin el querido chori!!! y así tannnnntos momentos! Los cordobeses lo queremos tanto que nunca lo llamamos por su nombre completo, sino por su apodo: "el chori, un chori". Hermoso post y hermoso chori (se me hace agua a la boca) Silvia! me encanta tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué grata sorpresa verte por acá, Flor!
      Me gustó lo que observás, cordobés hasta con el apodo. Como les decía a Paula y a Rosa he tenido mis manías con el tema de choripán. Pero viéndolo a la distancia forma parte del color/sabor local de esta preciosa ciudad que nos alberga.
      ¡Nos seguimos leyendo!

      Eliminar
  8. Túpuca, típica tu receta, yhecho a la brasita, Si señora. Me ha encantado tu choripan.
    Salu2 callejerlos

    ResponderEliminar
  9. Silvia, que rico se ve este choripan. Nunca lo he probado, pero te aseguro que un fin de semana de estos lo preparo. Encantada de visitarte.

    Un abrazo,
    Mari

    ResponderEliminar
  10. Hola Silvia, lo primero es darte las gracias por pasar por mi cocina, si te han gustado las gambitas al ajillo mejor que mejor. Lo del choripán permiteme decirte que me lo comeria en cualquier sitio, yo estoy en Sevilla pero si tengo que ir a Cordoba a por uno, te aseguro que no me cuesta nada. Un besito guapa y ns vemos cuando este a pleno rendimieto.

    ResponderEliminar
  11. Hola Silvia, lo primero darte las gracias por pasar por mi cocina, y si encima te han guatado las gambitas al ajillo, mejor que mejor. Lo segundo es que me comeria este choripán en cualquier sitio, yo estoy en Sevilla pero si tengo que ir a Cardoba lo hago sin problemas. Un besito y ns vemos cuando esté a pleno rendimiento, de momento estoy a medio gas en Agosto

    ResponderEliminar
  12. Silvia mi madre enloquece con el choripán. En Mallorca hay una carnicería argentina y es la clienta del año. Ahora ya podremos hacerlo siguiendo receta para ser más tradicional. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Buen post, Silvia. Dan ganas de salir corriendo a El Dante ya que no tengo parrilla!!!

    ResponderEliminar
  14. Mi querida SIlvia, ya ando por aquí!!!
    Me ha encantado tu entrada choricera, y el termino de carritos choripaneros, me parece de lo más encantador.
    La receta es estupenda, sencilla, sabrosa y envuelta en esa historia de tu ciudad, que es de las cosas que más me gusta. Conocer costumbres de otros sitios.
    Te aseguro que mi hijo el mayor, sería un buen consumidor de esos choripanes en los carritos noctámbulos.
    Gracias por compartir esta maravilla.
    Besotes mi niña, buen martes.

    ResponderEliminar
  15. Silvia, se me había olvidad decirte que hice este sandwhich, todo un éxito. Después que aprendí sobre el en el blog lo veo en muchos puestos de comida callejera, nunca antes me había fijado, jejeje. Gracias por tu comentario en el blog. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari querida: ¡qué emoción me ha dado saber que preparaste una de mis humildes recetas! Si alguna vez tenés oportunidad de sacarle una foto a tu versión me encantaría verla.
      Me ha pasado eso de no prestarte atención a algo hasta que de algún modo me lo hacen notar y entonces, luego, advierto que no eran tan novedoso como pensé en un primer momento.
      Vos te merecés eso y mucho más. Tu blog es reflejo del amor cristiano que inspira a tu alma. Todo mi cariño para vos.

      Eliminar

© Álamos Ventosos. Design:Maira Gall.