Sándwiches de queso .... homenaje a la AWGGGS

/ 16/11/13

Voy a empezar escribiendo exactamente aquello que no quería decir: ¡cuánto me ha costado dar forma a esta entrada! El recuerdo de los sándwiches de queso lleva varias semanas y el post otras 2 tratando de salir a la luz, sin éxito. Empecé de varias maneras y todas las veces llegué a ese punto en el que el resultado no era el que esperaba. Creo que en el fondo sabía que iba a pasar, por algo en el tiempo que tengo el blog nunca comenté que era Guía. Me resultaba extraña la paradoja. Yo que siento a las Guías como una parte viva e intrínseca de mi ser no había hecho mención alguna en el blog. Me llamaba la atención y me gustó que llegaran estos sándwiches para hablar de ellas. Sin embargo, nunca me imaginé que me costara tanto poner en palabras qué son las Guías. En general, es difícil racionalizar las emociones, aun así nunca pensé que lo sería tanto. 

La historia de la WAGGGS (por sus siglas en inglés, Asociación Mundial de las Guías y las Guías Scouts) se remonta a 1909, cuando un grupo de niñas -en muchos casos, hermanas de los Boys Scouts que celebraban el Rally de BS en el Palacio de Cristal en Londres- pidieron ser incluidas en este movimiento que asentaba sus principios en las capacidades individuales y el trabajo colaborativo. "Hablaron claro y desafiaron las convenciones" (SIC), es decir, hicieron oír su voz en una época donde las niñas, jóvenes y mujeres estaban socialmente silenciadas. Ese es el espíritu que siempre ha movido a las Guías. 


La sorpresa del general Robert Baden-Powell fue mayúscula. A fin de cuentas él había escrito un libro que ayudara a sus jóvenes soldados durante el prolongado sitio de Mafeking y a su regreso a UK se encontró con que todos leían esas recomendaciones para muchachos exploradores, por lo que decidió organizar el Primer Campamento Scout en 1907 en la isla de Brownsea. El movimiento se ponía en marcha entonces, ¿quién diría que apenas unos años después se le sumarían mujeres?

Pasada la sorpresa inicial, Sir Baden-Powell comisionó a su hermana, Agnes Baden-Powell para que se ocupara de la organización de la versión femenina del movimiento al que llamó Guías en clara alusión al valeroso regimiento de Guías Británicos que había conocido en la India. En 1918, Olave Baden Powell, su esposa desde 1912, sería nombrada Jefa Guía de la Asociación Británica de Guías Scouts y en 1924 se celeberaría el primer campamento mundial.  El guidismo fue extendiéndose a lo largo y lo ancho de todo el mundo. Tanto que en 1928 se celebra la primera Asamblea Mundial de la que resulta constituida la Asociación Mundial de Guías y Guías Scouts con el fin de mantener unificado el espíritu del movimiento a través de la Promesa y la Ley Guía


En 1953 las Guías llegaron a Argentina a través de Mamina. Si bien mucho antes se habían formado Comunidades Guías, estas pertenecían a los colegios británicos de Buenos Aires y respondían a la Asociación Británicas de Guías. La sra. Nair Fernández Blanco de Gowland, Mamina como se la llamó siempre, dio lugar a lo que luego sería la Asociación Guías Argentinas. Su espíritu curioso, inquieto y alegre le dejó entrever que en las bases del movimiento crecía un germen de formación integral para las niñas y jóvenes y se puso en la labor de extenderlo a lo largo de todo el país. Hoy en día, cuando se celebran los 60 años de Guidismo en Argentina, hay comunidades guías en muchas localidades y barrios de Buenos Aires, CABA, Córdoba y Santa Fe y hasta un perfil de FB de la Asociación

Cuando entré a las Guías tenía 10 años y si bien llevo varios sin participar activamente en él, cada vez que leo algo de la Asociación me emociono como siempre. Las Guías significaron conectarme con la naturaleza, ocuparme de un mundo mejor desde lo meramente ecológico hasta en el servicio al otro como un modo de vivir la propia vida. Las Guías me enseñaron a mirar el mundo en términos internacionales. Me hablaron de Pax Lodge en Londres, de Sangam en Pune -India-, de Nuestra Cabaña en Cuernavaca -México- y de Nuestro Chalet en Adelboden -Suiza-.  Por sobre todas las cosas, me enseñaron que la Paz mundial es posible porque en todo el orbe existen personas de buena voluntad y me dieron el cabal significado de la palabra ecumenismo como aspiración superior de cualquier credo. 


Las Guías suman millones en el mundo entero y todas trabajan bajo los mismos principios y objetivos: dar oportunidades de igualdad a las niñas, jóvenes y mujeres de todo el mundo.
Las Guías tienen un mensaje de paz y unión internacional que yo las invito a descubrir. No hay nada mejor que las Guías. Si tienen la oportunidad de sumarse a ellas ¡háganlo! y si no hay Guías en donde ustedes viven quizá puedan ustedes mismas iniciar esta pasión que mueve multitudes de buena voluntad. 


Tomé estos sándwiches de queso de Cecilia en casa. Cecilia nos abre la puerta de su hogar con un sin fin de ideas y recetas que brinda con sumo detalle y palabras cálidas. A mí estos sándwiches me llevaron a las épocas de los campamentos, cuando había que llevar "almuerzo frío" para el primer día. De usarlos con ese fin habría que ajustar los ingredientes, a efectos de evitar la mayonesa, pero ahora hay tantos canastas/bolsitos términos que un par de horas de traslado no deberían afectarlos en su calidad y salubridad.

Sándwiches de queso

12 sándwiches cuadrados. 

Ingredientes 

6 rebanadas de pan de miga (se compra en las panaderías que preparen sándwiches o bien en las sandwicherías, directamente. También Wal Mart ofrece este tipo de pan)
300 g de queso pategrás (queso de pasta semidura y sabor ligeramente picante e intenso, similar al fontina, grouyere, gouda, atuel)
1 cucharada (sopa) de mayonesa
1/2 taza de leche
1 pimiento morrón en conserva de aceite (aproximadamente, 100 g)
1/4 taza de agua apta para consumo (hervida, potable o mineral)

Preparación

Rallar el queso con el ojo grande del rallador y reservar. Escurrir la conserva de pimientos y cortar en 3 o 4 trozos y reservar.
Poner la mayonesa, y la leche en un procesador de alimentos, agregar el queso y el pimiento morrón. Procesar hasta obtener una pasta de consistencia homogénea. Este paso también se puede hacer en una licuadora o con un minipimer. Dividir la pasta en tres porciones.
Acomodar una plancha de pan de miga sobre una tabla  y untar con una de las porciones de pasta de queso. Cubrir con otra plancha de pan. Con ayuda de un pincel, humedecer la superficie del pan con la 1/4 taza de agua. 
Repetir este procedimiento con las otras planchas de pan, encimando una sobre la otra. Tener cuidado de no humedecer en exceso el pan para que no se adhiera la plancha siguiente.
Emparejar los bordes con ayuda de un cuchillo bien filoso. Cortar en tres secciones del mismo grosor sobre el alto del pan. Luego, dividir cada una de las secciones en dos. Si se desea se pueden cortar estos cuadrados de manera transversal para obtener así sándwiches  triangulares.
Refrigerar hasta el momento de consumir.


No tengo dudas acerca de que lo mejor que me pasó en la vida fueron las Guías ... allí conocí a mi esposo y hoy mi hija forma parte del mismo movimiento. 

Sesiones de amistad 1994 - Agosto - Nuestra Cabaña México























27 comentarios

  1. Mirá las cosas que me entero de vos Silvia! A dos cuadras de mi casa está la iglesia San Patricio (en Belgrano) y ahí se juntan las guías y van cantando por la calle. Es muy interesante lo que contás del momento en que se unieron a los hombres. Y los sandwichitos de miga son el emblema de juntarse con amigos y gente querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paula !
      Qué coincidencia lo de las Guías de Belgrano. Ja-ja ! Esa sí que no me la hubiese esperado. La anécdota de las Guías siempre me ha cautivado.
      Gracias por tus palabras. Bs.

      Eliminar
  2. Hola Silvia, como siempre nos dejas un post didáctico y sobre todo muy humano. Te diré que yo aunque no fui Scout, si que tuve mucha relación con todo ese mundo ya que mi hermano si lo fue y comparto lo que cuentas sobre la filosofía de vida que tienen en cuanto hermanamiento con personas de diferentes países y solidaridad y apoyo con todo el que lo necesita. En España, está muy extendido el movimiento Scout, mira por ejemplo aquí en Rota que no deja de ser un municipio con 30.000 habitantes mas o menos, (quiero decir que tampoco es muy grande), también tienen presencia desde hace muchos años. En fin, supongo que si todo el mundo y en todos los ámbitos sociales se tuviera esta filosofía de vida, seguro que todo iría mucho mejor, no te parece?. En cuanto a los sándwiches, te digo desde ahora mismo que tomo nota porque tienen pinta de estar deliciosos y muy jugosos, me encanta el queso mezclado con mayonesa y con pimiento. Silvia como siempre me es muy grato pasarme por aquí, gracias. Que tengas una buena semana, y muchos besitos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana.
      Si tu hermano ha sido Scout, no dudo de que sabés de qué se trata y de qué hablo. La hermandad scout es como un bastión sagrado, inquebrantable, nadie la pone en dudas. Lamentablemente en Argentina cada vez quedamos menos y con todos los problemas de delincuencia y drogas que hay siempre nos decimos con mi esposo lo bien que haría la extensión del movimiento entre mayor cantidad de personas, barrios, ciudades.
      Si hacés los sándwiches no dejes de darme tu impresión. En casa nos encantaron y ya los incorporé a esas recetas fáciles y que quedan muy bien en cualquier ocasión.
      Gracias a vos por tu visita. Cariños y buena semana, también.

      Eliminar
  3. Qué callado te lo tenías! pero no resulta nada extraño. En realidad, todo tu blog respira esos principios que compartes aquí como los propios de las guías. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja-ja !! Sí !! Tal cual, Rosa: muy callado. Ni yo misma puedo entender por qué. Supongo que tiene que ver con la tremenda emoción que me embarga, porque ciertamente es lo mejor que me pasó en la vida, entonces es algo muy íntimo, de alguna manera. Pero, finalmente me animé y acá estoy: SOY GUÍA !! Ja-ja!
      Besos, amiga querida.

      Eliminar
  4. Precioso post Silvia. Es muy interesante ver el modo en que las mujeres empezaron a tomar parte.
    Cuántas cosas aprendemos contigo y quiero seguir aprendiendo!
    Casi me olvido de los sandwichs con lo ricos que han de estar, sencillos y muy apetecibles.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, por tus palabras tan cariñosas y halagadoras. Los sándwiches son exquisitos. Estoy contenta de haber descubierto esta receta (gracias a Cecilia, por supuesto) porque el queso me encanta y esos sándwiches de queso ... hum !!! Placer absoluto !
      Cariños.

      Eliminar
  5. mirá vos Silvia!!! paso en esta receta porque no me gusta el queso pero igual siempre es grato leer tus post!!!
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Ana: me encanta el queso. Y es más Vicky: con estos sándwiches resolví el problema de explicar que quería sándwiches de miga de queso y verduras y no de jamón y verduras !! ja-ja!!
      Gracias por compartir parte de tu tiempo. Cariños.

      Eliminar
  6. Hola Silvia! que lindo lo de las guías, nunca había escuchado sobre ellas!
    muy interesante!!!
    la receta me tentó muchisimo! me encanta el queso y amo los sandwichs! gracias por compartirla!
    besos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Vir !
      te digo que no es extraño que no hayas escuchado de ellas: 100 años después y la más de las veces tenemos que presentarnos como la versión femenina de los Boys Socuts. ¡Qué se le va a hacer...!
      Los sándwiches son fabulosos. Ojalá los prepares y me contés qué te parecieron. Besos.

      Eliminar
  7. Curiosísimo!, no tenía ni idea y me ha encantado venir a verte y aprender tanto. Por aqui no hay guias, si un grupo muy numeroso de Scouts, (que si no recuerdo mal está formado también por chicas, al menos a alguna actividad a la que he ido a ver a mis sobrinos he visto también chicas). De todos modos entiendo como te emocionas, las actividades y grupos que forman parte de nuestra infancia nos marchan con tan buenos recuerdos que es difícil pensar en ellas y no emocionarnos. Otra cosa más buena que nos dejan.
    Tus sandwhisch me imagino lo rico que los encontrarías en esos primeros días de excursiones, a mis desde luego me hubiese encantado encontrarme uno de ellos en la mochila.
    Un beso grandote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chelo.
      A mí me ha encantado tu visita, para serte franca. No somos muchas las Guías, esa es la realidad. A nivel mundial incluso sucede que no somos tantas como los Scouts, sobre todo en aquellos países donde conviven las Asociaciones Guías con Asociaciones Scouts que sí son mixtas. Hay otros donde la misma Asociación nuclea a Guías y Scouts, pero así, sobre la marcha, me atrevo a decir que son las menos. En general se dan asociaciones scouts mixtas y la asociación de Guías, igual son muchísimas las actividades que se realizan de forma conjunta y cada asociación tiene su propio espíritu aunque un origen con valores y principios muy comunes, eso sí.
      Qué tía de lujo que tienen tus sobrinos, acompañándolos en las actividades Scuts ! Sos una persona maravillosa, no hay dudas de eso.
      Los sándwiches en la mochila: adhiero completamente !!! JA-JA!!
      Besos.

      Eliminar
  8. Llego muy tarde pero es que no me había enterado de que habías publicado porque no miro la lista de blogs hace unos días. Como siempre descubro contigo cosas que desconocía. Me aclaras ahora de dónde vienen muchos de tus valores y que veo transmites como no podía ser de otra manera a tu hija. Acabo de descubrir su blog y es un encanto.
    Los sandwiches pues ricos, pero eran como una excusa para escribir esta entrada que tanto te costó. Un beso muy fuerte y gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡NUNCA vas a llegar tarde a este espacio, Marisa querida !! Esta es tu casa, de alguna manera te estoy esperando, siempre. Dicho eso vamos a los detalles ... ja-ja !!
      Mi hija es un encanto y su blog también, es una persona muy dulce. Por varias idas y vueltas hace apenas unos sábados que empezó las Guías -cuando yo iba a las Guías el grupo estaba a penas 2 cuadras de la casa de mi mamá, ahora debemos cruzar la ciudad completa- y está muy entusiasmada. creo que la actividad que organizaron para el día de las madres fue la disparadora de esta entrada. Aunque como decía, hasta a mí me sorprendía que no hubiese nada respecto a las Guías !!
      Gracias a vos por pasar y por dedicarnos palabras tan cariñosas. Besos.

      Eliminar
  9. Mi querida amiga, cuanto se aprende contigo, que bonito lo de las guias, y que ahora tu hija pertenezca a ellas, es para sentirse muy orgullosa, de los sandwiches te dire que me han encantado, y las foros preciosos recuerdos. Un abrazo enorme preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María.
      Tus palabras están llenas de afecto. Besos.

      Eliminar
  10. Silvia:

    He estado fuera del blog hace varias semanas, porque estoy muy ocupada terminando unos trabajos finales que tengo que entregar de dos cursos que estoy realizando. Es por esa razón que no había podido darme cuenta de esta publicación. Entré un momento al blog para buscar una fotografía para uno de los trabajos y fue entonces cuando me percaté del nuevo post. Veo que te quedaron muy bien los sandwichitos, se ven deliciosos. La historia de las "girls scouts" es fascinante.
    Es para mi de mucha satisfacción que menciones mi blog en esta entrada. Lindo detalle!
    No escribo mucho porque ando rapidito.
    Cariños,

    Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Cecilia:
      soy yo la agradecida por que hayas compartido con todos nosotros los sándwiches de queso de tu abuela. Son exquisitos y se han convertido en un clásico en nuestra casa.
      Espero que termines muy bien tus cursos, estoy segura de que no podría ser de otra manera considerando tu dedicación y responsabilidad ante cada tarea que emprendés.
      Mi cariño para vos y los tuyos.

      Eliminar
  11. Gracias por enseñarnos cosas nuevas, está muy bien saber la historia de las guias.
    Me apunto tu receta del sandwich.
    Tienes las respuestas del aliño en la misma receta, en trucu-conseyu
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mayte !
      Como te decía, a veces necesito indicaciones por demás minuciosa para enfrentarme a una receta por demás novedosa. Te cuento ni bien lo prepare.

      Eliminar
  12. Tranquila mujer, que no pasa nada, muchas veces leemos tan rápido que no nos fijamos en lo que hemos leido. Pregunta todo lo que quieras, que yo te responderé sin ningún problema
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Silvia, leí la entrada el otro día, pero no me dejaba publicar un comentario, cosas de internet, que se encapricha de vez en cuando.
    Oye, no tenía ni idea del movimiento de las Guias. Aquí ya te digo que no existen, pero los Scouts sí y en abundancia, donde participan niñas por igual. Tengo amigas que sus hijos empezaronn desde chinijos a pertenecer a los Scouts y hoy en día son monitores de pelo en pecho jaja
    Pero me gustó saber, que hasta en este tipo de actividades, las mujeres también patalearon para tener su sitio.
    Los sandwich sin duda son una delicia, y el relleno me resulta exquisito. El tipo de pan al que te refieres aquí en España sólo lo he visto comercializado por Bimbo, y hace poco más de un año que empezó, aunque ya sé que en tu país este pan es normal encontrarlo en cualquier sitio.
    Siempre es un placer venir a verte, mi niña, no sólo por las recetas, sino por encontrarse una tan a gusto mientras te lee.
    Besotes gordos, mi querida amiga, que pases un buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué amable de tu parte volver a intentar con el comentario, Nuria querida.
      Esas eventualidades de internet nos demuestran que la tecnología no lo es todo, a fin de cuentas. Ja-ja!!
      No me extraña que no haya Guías, somo pocas comparadas con los Scouts y mucho más se notó la diferencia numérica cuando los Scouts abrieron sus propias ramas femeninas. Igual creo que nuestra historia ya vale su propio peso en oro y por eso quería darla a conocer aunque, ciertamente, me costó muchísimo encontrar las palabras adecuadas. ¡Cuántos recuerdos!
      Lo que decís acerca del pan es tal cual. Los sándwiches de miga es un tentempié de lo más común, en cualquier lado se consiguen: desde las grandes superficies hasta una pequeña despensa de la periferia. Y no hay nadie que no sepa qué es un sándwich de miga. De la misma manera es muy extraño que se los prepare en la casa. Son de esas cosas que simplemente se comprar, así que realmente disfruté poder hacerlos y ahora me pregunto por qué no se me habría ocurrido hacerlos antes !
      Yo disfruto con las visitas y las palabras de cada no de ustedes. Gracias por pasar y tomarse su tiempo para leer y comentar. Me alegran el día la más de las veces.
      Cariños infinitos. No dejes de darle mis saludos a tu mamá.

      Eliminar
  14. Buenos días SRA, GUÍA... su SANDWICH está para comérselo...
    MI QUERIDA SILVIA; te deseo un sábado y domingo lleno de bienestar.
    RECIBE UN ABRAZO LLENO DE CARIÑO :)))
    Conxita

    ResponderEliminar

© Álamos Ventosos. Design:Maira Gall.